Corona de Cristo

La Corona de Cristo, o también llamada Corona de Espinas, es una planta, originaria de Madagascar. Es un arbusto espinoso, que tiene una estatura aproximada de 3 a 4 pies (1 metro y medio) aproximadamente. Se cree que su nombre se debe a que fue utilizado para hacer la corona de espinas que utilizó Jesús cuando fue llevado a la cruz.

Corona de Cristo

Ficha técnica

  • Nombre común: Corona de Cristo, Corona de Espinas o Espinas de Cristo
  • Nombre científico: Euphorbia mili
  • Origen: Madagascar
  • Altura: Un metro y medio, pero puede crecer un poco más de acuerdo a su cuidado
  • Iluminación: Luz solar de forma directa o también bajo sombra parcial
  • Flores: Diferentes colores (blanca, amarilla, rosa, naranja, morada, azul y roja)

Características

La Corona de Cristo, presenta algunas características muy particulares, entre las cuales destacan:

  • Presenta un tamaño de 1 metro y medio y el cual está cubierto de múltiples espinas.
  • Sus tallos están constituidos por una especie de roseta terminal de hojas.
  • Sus hojas presentan una forma espatulada y en su base se puede ver que sobresale una espina.
  • También nacen flores que aparecen como pequeños manojos y que están formadas por estambres, son muy vistosas y de colores variados, pero sólo ocurre en algunas épocas del año.
  • Las flores son muy sensibles a las bajas temperaturas, sin embargo durante la época de calor, la planta vuelve a florecer.
  • Esta planta segrega un jugo lechoso (látex) que puede ser sumamente tóxico y peligroso para los seres humanos.
  • Una característica bastante llamativa de esta planta, es que a medida que la planta va alcanzando su adultez, van perdiendo poco a poco sus hojas inferiores, lo cual le brinda una forma muypeculiar.

Corona de cristo

Usos

La Corona de Cristo es una planta que por su vistosidad y belleza puede ser usada para decorar interiores de las viviendas e incluso los jardines.

Posee flores de formas muy variadas y no requiere mayores cuidados, sin embargo el riego y el calor, son necesarios para su preservación.

Por otro lado, se sabe que es una planta tóxica, pero utilizada con cuidado y en pequeñas dosis, puede tener ciertas propiedades tonificantes, diuréticas y astringentes.

Para personas que presentan infecciones en la orina, diarreas o hipertensión, se puede preparar infusiones y tomarlas, pero teniendo cuidado de no exceder la cantidad, ya que puede ocasionar efectos secundarios. También es utilizado como tratamientos en pacientes que padecen arteriosclerosis.

Cultivo y reproducción.

Es una planta que es muy fácil de cultivar. Puede resistir la exposición a los rayos solares, pero también puede ser cultivada en lugares que estén un poco sombreados.

Puede cultivarse en jardines o macetas, pero es delicada ante las bajas temperaturas. También es importante tener en cuenta la cantidad de humedad que reciba la planta, que debe ser moderada. Una vez que la flora hace su aparición, es conveniente regar al menos una vez por mes.

Es necesario abonarla en la época de primavera, para que crezcan mucho más saludables. En cuanto a la reproducción, la planta lo hace de forma espontánea, utilizando los esquejes. Sí se busca aumentar el número de ellas, sólo bastará con sembrar una rama para que prenda al cabo de unos días.

Es importante realizar los cortes de las ramas con un objeto filoso y previamente desinfectado para no contaminar a la planta.

Corona de Cristo

Cuidados y recomendaciones

Este tipo de planta no genera mayores inconvenientes a la hora de realizar sus cuidados, sin embargo se debe tomar en cuenta algunos factores climáticos para su correcto mantenimiento que se detallan a continuación:

Iluminación

Es vital para la planta estar en contacto directo con los rayos solares, ya que el frío extremo la puede afectar. Existen algunas especies que pueden permanecer bajo la sombra, pero por lo general no son tan floreadas como las que tienen buena iluminación.

Riego

Lo recomendable, es regar la planta de forma moderada, ya que no necesita de tanta agua para sobrevivir. Es una planta que no necesita tanto riego porque es resistible a la época de sequía. Es mejor que pueda regarse de manera natural utilizando el agua que proviene de la lluvia.

El drenaje es muy importante, por esto hay que asegurarse de que el lugar donde será sembrada no se inunde con facilidad.

Poda

Para podar la planta, hace falta una tijera de jardinería profesional y de esta manera adaptarla al tamaño más adecuado. Por ser una planta con una función más decorativa, se debe evitar que crezca demasiado porque perderá parte de su estética y belleza.

En cuanto al grado de toxicidad que presenta la planta, es recomendable tener en cuenta lo siguiente:

  • En caso de que se llegara a ingerir esta planta, podría causar algunos síntomas como hemorragias intestinales y afecciones en la boca y garganta.
  • Sí la persona tiene contacto con el látex de la planta, se debe lavar las manos o la zona afecta con abundante agua y si es necesario aplicar jabón.
  • Es recomendable el uso de guantes cuando se vaya a manipular la planta, así se evitara la molestia por las espinas o el líquido lechoso que tiene en el interior de su tallo.

Planta Corona de Cristo

Abono

Aunque es una planta que no necesita ser abonada, debido a su resistencia, ya que es capaz de vivir en climas y suelos muy áridos. Si se va a realizar el abono, se debe tener cuidado del tipo de tierra que se vaya a utilizar, tomando en consideración el correcto drenaje, para que la planta reciba los nutrientes adecuados para su crecimiento y desarrollo.

Plagas y enfermedades

Las plagas que atacan este tipo de plantas, no ocasionan mayor daño, ya que son muy resistentes a ellas. La más común, es la conocida con el nombre de cochinilla, la cual se deposita en las hojas.

No son víctimas de enfermedades raras y poseen un maravilloso escudo de protección que repele a cualquier tipo de plaga e insectos. Es el látex existente en las espinas y tallos. Lo único que puede afectar a la planta, es el exceso de agua, que puede causar daños irreversibles a las raíces, que terminen por pudrirlas.

Sin embargo, con los debidos cuidados, esta planta puede conservarse durante muchos años en perfectas condiciones, previniendo los riesgos antes mencionados

Deja una respuesta